Masia La Garriga

Masia La Garriga

Silencio, Tranquilidad, Naturaleza, Historia, Cultura, Orígenes, Tradición, Elegancia...

Disfrutar de un paseo en medio del bosque, saborear un delicioso pastel recién hecho de la abuela, conocer cómo se producía el vino antiguamente, observar como mama un pequeño potro acabado de nacer, desayunar unos tomates ecológicos acabados de cosechar del huerto, tener una conversación agradable con un pastor de ovejas...

La Garriga es un espacio para vivir la naturaleza, la alimentación, las persones, la tierra, la familia... un especio para recuperar sensaciones que hemos perdido hace tiempo, inmersos en el día a día, la vida rápida y la falta de tiempo.

La Garriga es un lugar tranquilo donde experimentar la vida del campo, conectar con la naturaleza y encontrar la calma en el momento presente. ¡Bienvenidos!

 

La Familia

AÑOS DE TRABAJO, PROYECTOS Y SUEÑOS

Recuerdo que era una fría tarde de enero cuando mis padres me dijeron que teníamos que visitar un lugar nuevo... una masía casi abandonada que habíamos comprado...

Recuerdo perfectamente aquella primera sensación del espacio, el entorno, de las vistas a una misteriosa montaña de Montserrat... aquel lugar desprendía alguna cosa muy especial que no me dejó indiferente.
La casa estaba completamente deteriorada, sin tejado, llena de hierbas que inundaban la fachada y no dejaban ni siquiera entrever sus preciosas piedras llenas de historia.

Después de varios años de trabajo, obras, proyectos y ideas hoy La Garriga de Castelladral es nuestro pequeño paraíso en plena naturaleza, nuestra casa, nuestro lugar de trabajo, el lugar dónde dejamos crecer nuestra creatividad y nuestros sueños... el nexo de unión de nuestra familia.

La Garriga simboliza en cierta manera nuestros valores como familia: el amor por la naturaleza, la delicadeza de las pequeñas cosas, la excelencia, la entrega y dedicación, el silencio, la pasión por la cocina, la alimentación sana, la simplicidad, la constancia, el respeto por las personas y el entorno, la unión y el re-encuentro familiar.

 
 
 

La Era

UN BALCÓN A MONTSERRAT

La Era es uno de los espacios con más encanto de La Garriga. Sus 400m2 están acompañados por el antiguo Pajar, independiente de la casa. Lo más espectacular de este espacio son las magníficas vistas que convierten la Era en un balcón a la montaña de Montserrat y a sus alrededores.

Lo que antiguamente servía para la manipulación y el tratamiento del grano, actualmente es un espacio único para disfrutar de unas puestas de sol inolvidables.

 
 
 

El antiguo Pajar

EL NUEVO COMEDOR DE LA MASIA

Como su nombre indica este es el antiguo Pajar de la masía, situado junto a la Era y que hemos convertido en el comedor del hotel. Sus paredes de piedra y sus bonitas vistas a Montserrat lo hacen un espacio muy íntimo, cálido y con mucho encanto.

El espacio también es idóneo para la realización de reuniones o pequeñas celebraciones. Junto a la sala principal está la cocina del restaurante en la que realizamos cursos de cocina para grupos.

 
 
 

La Almazara

LA SALA DE ESTAR, ANTIGUAMENTE DEDICADA A LA PRODUCCIÓN DEL ACEITE

La Almazara es el antiguo espacio de la casa dedicado a la producción del aceite y que hoy hemos convertido en la sala de estar de la masía. Aún se conservan en la sala el molino de piedra y la prensa de aceite originales que datan del siglo XIX.

Hace varios años los habitantes de La Garriga utilizaban el molino de piedra para triturar las aceitunas. El molino, todavía presente en la sala, era movido por un asno que con su fuerza conseguía aplastar las aceitunas y crear una masa pastosa. Después, esta pasta se separaba en varias capas dentro de esparto y se prensaba, para así obtener el aceite de oliva.

La prensa se conserva intacta en la sala y en ella encontramos una inscripción que dice "Joan Alsina 1858", un antiguo propietario que hizo construir la hermosa prensa. Entre el molino y la prensa encontramos un espacio de descanso, decorado con amplios sofás y muebles rústicos, que dan un ambiente cálido y agradable.

En invierno... la chimenea hace de este espacio un rincón perfecto para alejarse del frío y vivir un ambiente familiar...
En verano... la amplitud de las piedras nos permiten sentir un agradable frescor para disfrutar de un tranquilo momento de lectura ...

 
 
 

La Biblioteca

UN LUGAR IDÓNEO PARA LA LECTURA Y EL DESCANSO

La biblioteca de la masía es íntima, acogedora y llena de libros por descubrir.
Los cálidos colores de su decoración hacen de este espacio un lugar idóneo para la lectura, descansar y perder el tiempo entre libros.

Es un espacio completamente insonorizado donde se puede gozar de un gran silencio y nivel de concentración. Recomendamos la biblioteca para pequeñas reuniones. La sala dispone de instalación WIFI y pantalla para proyectar.

 
 
 

La Bodega

LA ANTIGUA BODEGA ES HOY EL BAR DE LA MASÍA

En la bodega original de la casa encontramos inmensas botas de madera que datan del año 1748, cuando la casa se dedicaba plenamente a la producción del vino.

La llegada de la filoxera en Francia eliminó la mayor parte de las viñas francesas y fue entonces, a finales del siglo XIX, cuando la casa vivió un gran esplendor en la producción del vino. Las botas que se conservan en la bodega nos recuerdan aquella época tan interesante.

Desde el otoño de 2010 este espacio se ha convertido en el bar del hotel, nuestro "Honesty Bar". Aquí podréis disfrutar de nuestra selección de vinos, licores, cafés y tés, que podréis serviros vosotros mismos en cualquier momento, con el fin de haceros sentir como en casa.

 
 
 
Usamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar su experiencia online y recoger información estadística sobre su navegación.
Al continuar utilizando esta web está aceptando la instalación y el uso de cookies.
Más información en política de cookies